Bodegas Almanseñas

 

La Tierra

LA HUELLA DE ADARAS

La Huella de Adaras fue nuestro primer vino y , con el paso del tiempo, sigue siendo uno de nuestros grandes valores. Lo que buscamos, es expresar el máximo potencial de la zona y una vez acabado el producto, poder identificar su origen.

Información general

Viticultura: Racional, sin utilización de productos químicos de síntesis.
Edad y altitud del Viñedo: Viñedos de veinte años de antigüedad, a 850 metros sobre el nivel del mar.
Sistema de Conducción: Formación en vaso.
Tipo de suelo: Arcilla, encontrándonos en profundidad estratos de caliza.
Variedades: Garnacha Tintorera y Monastrell.
Producción: 30 hl/ ha.
Producción total: 100.000 botellas de 750 ml. Fermentación: Levaduras indígenas solamente.
Maceración: Aproximadamente 20 días. Este vino se ha criado en tina de acero inoxidable y hormigón. Pasa a barrica durante casi un año con sus lias. Embotellado con una filtración suave.

NOTA DE CATA

En la vista muestra color rojo cereza con reflejos violáceos y con capa cubierta. En nariz exhibe una entrada potente, con impacto frutal de fruta roja fresca y con notas ahumadas y minerales. Con el tiempo desarrolla aromas de fruta más madura, sotobosque mediterráneo, especias y frutillos negros. En boca muestra una entrada golosa dando paso en boca a taninos bien fundidos, acidez fresca y frutosidad sabrosa. Muestra en un segundo plano notas de regaliz negra, grafito y especias, un complejo conjunto que nos muestra la personalidad del terruño de Almansa.

 


Bodegas Almanseñas
Google+